QueridoQuique

Autismo y Familia!!! Autismo y Vida!!! Autismo y Esperanza!!!

Este blog está dedicado a todos los niños y niñas, que como mi hijo Quique, hacen que el sol brille cada día con más luz. Besos de papá, mamá y Andrea. Te queremos Quique.

Cuando el autismo llama a tu puerta, sientes que te lo ha robado todo. Después descubres que no es así. Cada pequeño logro de tu hijo te hará sentir tan feliz, cada sonrisa suya, cada beso, cada abrazo, te llenarán tanto... que ya no concebirás tu vida de otra manera y en algún momento sabrás que TODO MERECE LA PENA!!!


viernes, 28 de noviembre de 2014

Trabajando la composición de frases


Estoy trabajando con Quique la estructura de frases de la siguiente forma:

EL SUJETO lo representamos con el color amarillo
EL VERBO con el color verde
EL SUSTANTIVO con el color naranja

Le voy diciendo las frases a Quique y él las va montando en las cartulinas.
Cómo con Quique se trabaja mejor en movimiento, que el trabajo de mesa... pues estupendo!
En el colegio, las cartulinas que hacen de paneles, las ponen colgadas y los folios de las fichas los plastifican. Después ponen velcros para pegar los folios en las cartulinas.
Yo me lo he simplificado como se muestra en la imagen.
Coloco las cartulinas en una mesa y las fichas en otra y vamos cogiendo de un lado a otro, también está bien, el resultado es el mismo y me evito el plastificado y el velcro.

Asociación Navarra de Autismo, "Acompáñame mamá"

lunes, 17 de noviembre de 2014

Nueva agenda de comunicación de Quique.

Hacer una nueva agenda de comunicación de Quique, era algo que tenía establecido como una prioridad.
Las agendas de comunicación que habíamos tenido hasta ahora, resultaban muy pequeñas, cabían pocos pictogramas... al poner pictos en ambos lados del folio, los pictos se enganchaban con los velcros al pasar las hojas... se rompían los agujeros de las hojas con facilidad...
Después pensé utilizar un bloc con más profundidad, en el que cabían muchas más hojas, pero Quique tenía dificultad a la hora de pasar las hojas.


Por ese motivo me resultaba urgente encontrar una solución.
 La agenda de comunicación tiene que resultar cómoda y atractiva para Quique, para que la pueda utilizar en el cole... en casa... en todas partes.

Hasta que de repente... vi un álbum de fotos, se me encendió la bombilla... y me puse manos a la obra.


Y aquí está el resultado: Una agenda cómoda, manejable, resistente, en la que caben infinidad de pictos y además personalizada, con la foto de Quique.






Ahora no se pueden romper las anillas de las hojas... sólo pongo pictos a la derecha, por lo que no se enganchan... al ser los plásticos tan finitos, caben infinidad de hojas...
Es una agenda personalizada para Quique, con su fotografía y no hay tirafrase que estar quitando y poniendo. Sólo hay dos velcros, como se aprecia en la fotografía, mucho más práctico!

He tardado en publicar la entrada, así ya puedo deciros que ha sido un éxito y que Quique la utiliza mucho. Además, no es farragosa para llevarla todos los días al colegio.
Recomendada!!!



miércoles, 5 de noviembre de 2014

El semanario de Quique

He preparado un semanario para Quique.
Lo coloco fijo, en la pared, junto a la agenda visual diaria.
Con la flecha roja vamos pasando los días.
Tenemos los días de entre semana marcados en azul y los fines de semana en amarillo.
Los días van representados por el nombre y el símbolo.
Además en cada uno señalamos si hay colegio, o no hay colegio.
Si os gusta, os la mando por mensaje.

Documental sobre las vivencias de dos familias frente al Autismo


martes, 4 de noviembre de 2014

Un grupo de investigadores propone un nuevo método para determinar en la práctica clínica la gravedad de los pacientes con autismo de forma más objetiva.

Un grupo de investigadores propone un nuevo método para determinar en la práctica clínica la gravedad de los pacientes con autismo de forma más objetiva. Lo describen en un artículo que acaba de ver la luz en la revista Journal of Autism and Developmental Disabilities.
Los signos y síntomas del trastorno del espectro autista varían significativamente de una persona a otra. "Mientras algunos presentan leves dificultades sociales y de comunicación, otros sufren profundas alteraciones cognitivas", explican los autores, de la facultad de Medicina Albert Einstein en la Universidad Yeshiva (EEUU). Es decir, "hay personas con afectación leve que trabajan y llevan una vida independiente y otras que no van a ser capaces de valerse independientemente nunca y muchas otras tienen gravedad intermedia en un amplio espectro", argumenta Carmen Moreno, psiquiatra del servicio de Psiquiatría del niño y adolescente del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid.
En la práctica clínica, la clasificación se realiza en base a la entrevista personal, "teniendo en cuenta la intensidad de los síntomas y la forma en la que éstos interfieren en la vida social, familiar, laboral y, en general, en su vida diaria", explica la especialista española al comentar este estudio estadounidense. "En psiquiatría no tenemos análisis de sangre que nos permita clasificar cada caso".
Como apunta Sophie Molholm, neuróloga del Dominick P. Purpura Department of Neuroscience y una de los autores del actual trabajo, las evaluaciones centradas en las características y los síntomas del comportamiento de un paciente "pueden ser muy subjetivos y requieren destacada experiencia clínica. Es evidente que necesitamos una manera más objetiva para diagnosticar y clasificar este trastorno".
Con la finalidad de dotar a los expertos clínicos de una herramienta más objetiva de valoración, Molholm y sus compañeros de investigación han probado la efectividad de un nuevo método basado en el electroencefalograma, un examen que sirve para medir la actividad eléctrica del cerebro.
Lo han hecho en un grupo de 43 niños con trastorno de espectro autista entre seis y 17 años. A todos les presentaron diferentes estímulos sensoriales. Por ejemplo, se les pedía que presionaran un botón tan pronto como les fuera posible después de escuchar un tono, ver una imagen. Así, a través de los 70 electrodos colocados en su cuero cabelludo, se pudo medir el tiempo que cada cerebro empleaba para procesar los estímulos.
Tras analizar los resultados, los investigadores observaron que el tiempo de proceso cerebral era mayor en los niños con trastorno del espectro autista. La velocidad con la que los sujetos procesaban las señales estaban estrechamente correlacionadas con la severidad de sus síntomas. "Cuanto más tiempo requiere un individuo con esta enfermedad para procesar las señales sensoriales, más graves son los síntomas", concluyen los autores del artículo. Es decir, que las ondas cerebrales del electroencefalograma podrían ayudar a clasificar de forma objetiva la gravedad de la enfermedad.
Con una mejor clasificación, señala la especialista española, "se podrían estudiar tratamientos más específicos y particularizados", pero para esto, advierte, aún "queda un camino por recorrer".
En realidad, aseguran los investigadores, este hallazgo apoya la evidencia de estudios anteriores que hablan de una microarquitectura en el centro auditivo del cerebro distinta en niños con espectro autista, en comparación con los pequeños con desarrollo cerebral normal.
Aunque, como subraya la especialista española, este método de clasificación aún está en una fase incipiente, los autores remarcan que "podría tratarse de un primer paso hacia el desarrollo de un biomarcador que ayude a evaluar a estos pacientes" y quizás también a diagnosticarles. "En la actualidad, menos del 15% de los niños con este trastorno se diagnostican antes de los cuatro años", comenta Molholm.
Enlace a la fuente original: El mundo.es

sábado, 1 de noviembre de 2014

Te hecho de menos, papá. (Paco Tendero. Elda.).

Querido papá.
Aunque te hecho de menos todos y cada uno, de los días de mi vida... pero, supongo que hoy toca llorar. Creo, que le pasará a todo el mundo.
Gracias por lo buen padre que has sido, por lo orgulloso que has estado siempre de las cuatro y por todo lo que nos has querido.
Te llevo en lo más profundo de mi corazón.
Ah! Y gracias por esos capotes que me hechas, porque yo sé que me ayudas... y por cierto, te doy faena, jejeje... te lo estás currando un montón.
Te quiero.
Tu hija, Concha Tendero.
Bodas de Plata