QueridoQuique

Autismo y Familia!!! Autismo y Vida!!! Autismo y Esperanza!!!

Este blog está dedicado a todos los niños y niñas, que como mi hijo Quique, hacen que el sol brille cada día con más luz. Besos de papá, mamá y Andrea. Te queremos Quique.

Cuando el autismo llama a tu puerta, sientes que te lo ha robado todo. Después descubres que no es así. Cada pequeño logro de tu hijo te hará sentir tan feliz, cada sonrisa suya, cada beso, cada abrazo, te llenarán tanto... que ya no concebirás tu vida de otra manera y en algún momento sabrás que TODO MERECE LA PENA!!!


martes, 15 de octubre de 2013

Preadolescencia y autismo.

Somos tres personas viviendo para Quique, en cuerpo y alma. Tres. Mi marido, mi hija y yo.
Quique ya va a un colegio de educación especial, que está infinitamente mejor preparado para él.
Tiene un profesor tan cualificado, que vale su peso en oro. Su educadora es excelente. El psicopedagogo de este colegio, es tan entendido en la materia, que es para quitarse el sombrero.
Seguimos trabajando modificación de conductas, anticipación... etc. con Laura Garcia, de Centro Ideat.
Sale saliendo de excursiones y campamentos, aprendiendo convivencia, autonomía personal... etc. con los monitores de Aodi.
Vamos, que casi todo el presupuesto familiar es para Quique.
Llevo nueve años preparándome con él y para él. Ya soy mamá, logopeda, profesora de PT, psicoterapeuta...
Eso, por no hablar del neuropediatra que lleva a Quique, el Doctor Francisco Carratalá, reconocido como uno de los más especializados en el tema del autismo, dentro y fuera de España.
¿Y nos vamos esta tarde a merendar a casa de mi madre y lo dejamos todo, como si hubiera pasado por allí el séptimo de caballería?
¡Que he llegado con las pulsaciones a mil y se me salía el corazón del pecho!
No. Algo, o mejor dicho, más de cuatro cosas estamos haciendo mal.
Nos han comentado varios profesionales que la preadolescencia que es tan complicada en todos los niños, en el caso de los niños con autismo, es infinitamente más complicada.
Tendremos que atarnos los machos, porque no he llegado hasta aquí para tirar ahora la toalla. Además, con un hijo no se tira la toalla.
Si con Quique no ha funcionado ni el plan B, ni el plan C, ni el plan D... Llegaremos, aunque sea, hasta el plan Z.
¿Alguien ha visto alguna vez El Caballo del Espartero, en El Espolón de Logroño.
Pues eso hace falta para lidiar con Quique.
Seguiremos compartiendo.
Buenas noches y un abrazo.