QueridoQuique

Autismo y Familia!!! Autismo y Vida!!! Autismo y Esperanza!!!

Este blog está dedicado a todos los niños y niñas, que como mi hijo Quique, hacen que el sol brille cada día con más luz. Besos de papá, mamá y Andrea. Te queremos Quique.

Cuando el autismo llama a tu puerta, sientes que te lo ha robado todo. Después descubres que no es así. Cada pequeño logro de tu hijo te hará sentir tan feliz, cada sonrisa suya, cada beso, cada abrazo, te llenarán tanto... que ya no concebirás tu vida de otra manera y en algún momento sabrás que TODO MERECE LA PENA!!!


martes, 10 de septiembre de 2013

Entrañable historia: trillizos con autismo.

 Jaime posee una memoria privilegiada. Experto en números, tarda segundos en descifrar que el 13 de noviembre de 1972 fue lunes. Alejandro, gran dibujante, es capaz de hacer un puzzle de 1.000 piezas en dos tardes. Y Álvaro se adapta muy bien a las circunstancias. Son trillizos y autistas. Viven en Sevilla y en diciembre cumplirán 19 años. Sus padres, Noelia y Jaime, de 42 y 45 años, dejaron hace tiempo la pescadería para ocuparse de su tribu. Sobreviven con la Ley de Dependencia y el padre es el cuidador. Lo malo, las mentiras, el engaño y el sarcasmo no lo entienden La suya es una historia de lucha en positivo que ha retratado el fotógrafo sevillano José Antonio de Lamadrid. Tras pasar 15 meses con la familia Morillo Aguilar Tres, Tres, Tres, obra realizada para la Fundación Autismo Sevilla, ha ganado el II Premio Internacional de Fotografía Documental Gea Photowords. "Son personas normales y corrientes, con sus necesidades", dice Lamadrid, quien cree que este trabajo ayuda a sensibilizar. "Deberíamos aprender de ellos su forma de entender la felicidad. Son claros y directos. Si fuéramos así, todo sería mejor", dice.  "Hay que normalizarlo" Atrás quedó el día en que Noelia supo la verdad. "Se me cayó el mundo, me desgarré por dentro, pero vives amargada, y ellos lo notan, o cambias el chip y lo haces con energía y alegría", declara. Alejandro y Jaime van al instituto y Álvaro al colegio de la asociación. "Esto no se cura, pero hay que normalizarlo para que sean felices", dice. En su época de adolescentes, la casa era un hervidero de hormonas. Ahora, toca apretar en la inserción laboral. ¿Su mensaje? Cualquiera puede ayudarles. "Forman parte de su educación y bienestar. Solo quieren cariño y vivir. Lo malo, las mentiras, el engaño y el sarcasmo no lo entienden". Eso sí, con esta realidad, "el nivel económico te lo revienta. Las terapias, individuales y necesarias, son caras" dice esta madre coraje que solo teme el día en que no pueda vivir con ellos.


MARTA CONDE. 02.09.2013
FUENTE:  http://www.20minutos.es/noticia/1908874/0/trillizos-autismo/directos/felices/#xtor=AD-15&xts=467263