QueridoQuique

Autismo y Familia!!! Autismo y Vida!!! Autismo y Esperanza!!!

Este blog está dedicado a todos los niños y niñas, que como mi hijo Quique, hacen que el sol brille cada día con más luz. Besos de papá, mamá y Andrea. Te queremos Quique.

Cuando el autismo llama a tu puerta, sientes que te lo ha robado todo. Después descubres que no es así. Cada pequeño logro de tu hijo te hará sentir tan feliz, cada sonrisa suya, cada beso, cada abrazo, te llenarán tanto... que ya no concebirás tu vida de otra manera y en algún momento sabrás que TODO MERECE LA PENA!!!


jueves, 24 de enero de 2013

Volviendo del autismo


Volviendo del autismo

POR BENEDICT CAREY / THE NEW YORK TIMES Y CLARÍN

Hay personas que tienen diagnóstico de autismo y se sobreponen a los síntomas, según un estudio que podría cambiar la forma en que se concibe esta enfermedad.


Hace mucho tiempo que los médicos piensan que el autismo dura toda la vida, pero un nuevo estudio ha determinado que algunos niños que presentan los síntomas característicos del trastorno se recuperan por completo.
El estudio, que publicó el Journal of Child Psychology and Psychiatry, es el más grande hasta la fecha sobre ese tipo de casos y es probable que cambie la forma en que científicos y padres piensan y hablan sobre el autismo, dijeron especialistas.
Los investigadores advirtieron que no hay que abrigar falsas esperanzas. Los resultados del estudio sugieren que el llamado espectro del autismo contiene un grupo pequeño pero significativo que hace grandes avances en terapia conductista por motivos que no se conocen con certeza, si bien tal vez sean biológicos. El hecho es que el resto de los niños hace progresos mucho menores. Los médicos no tienen forma de pronosticar qué chicos harán grandes avances.
Los investigadores saben desde hace mucho que entre el 1% y el 20% de los niños con diagnóstico de autismo ya no entran en esa categoría pasados unos años.
Sospechan que en la mayor parte de los casos puede haberse tratado de un error de diagnóstico, dado que la cantidad de diagnósticos de autismo ha aumentado mucho en los últimos veinte años y algunos estudios sugieren que se lo ha aplicado de manera laxa. El nuevo estudio podría despejar parte de ese escepticismo.
Poco, pero sucede
“Es la primera vez que se aborda de forma científica el tema de una posible recuperación, y pienso que tienen grandes implicaciones”, dijo Sally Ozonoff, del Instituto MIND de la Universidad de California, Davis, que no participó en el estudio. “Sé que muchos de nosotros preferiríamos que nos sacaran un diente antes que usar la palabra ‘recuperación’, que se consideraba  tan poco científica. Ahora podemos usarla, si bien pienso que debemos destacar que es rara.”
Ozonoff y otros especialistas indicaron que los resultados del estudio destacaban el valor de un diagnóstico y un tratamiento tempranos.
En el estudio, un equipo que dirigió Deborah Fein, de la Universidad de Connecticut, Storrs, reclutó a 34 personas a las que se les había diagnosticado autismo antes de los cinco años de edad y que ya no presentaban síntomas. Tenían entre ocho y veintiún años y desde un primer momento estuvieron en el sector superior al promedio del espectro del autismo. 
Fein y su equipo utilizaron mediciones estándar de amplio uso y no hallaron diferencias entre el grupo de los 34 que ya habían tenido un diagnóstico y un grupo de 34 individuos de control a los que nunca se les había diagnosticado el trastorno.
“Ya no calificaban para un diagnóstico”, dijo Fein. “Quiero destacar a los padres que los niños que logran esto son una minoría y que nadie debe pensar que no hizo lo suficiente si no obtiene este resultado.”
En cuanto a las mediciones de habilidades sociales y de comunicación, el grupo recuperado tuvo un puntaje mucho mejor que el de otros 44 que tenían un diagnóstico de autismo de alta funcionalidad o síndrome de Asperger.
El mérito de la terapia
Fein destacó la importancia de la terapia conductista. “No son personas que salieron solas del autismo”, señaló. “Llevo cuarenta años tratando chicos y nunca vi mejoras a menos que terapeutas y padres invirtieran años de trabajo.”
El equipo planea seguir investigando para aprender más sobre quiénes tienen la capacidad de recuperarse. Nadie sabe qué elementos ni qué tratamientos son los más efectivos, si es que alguno lo es, o si hay patrones de conducta o marcadores biológicos que pronostican el éxito.
“Algunos chicos avanzan y se convierten en adultos muy independientes, pero padecen ansiedad y depresión, y algunos se suicidan”, dijo el Dr. Fred Volkmar, director del Centro de Estudios de la Infancia de la Facultad de Medicina de Yale.
No hay estudios de ese grupo, señaló. El nuevo estudio hará que eso cambie.

Traducción de Joaquín Ibarburu


Fuente original de la noticia:
( http://www.clarin.com/buena-vida/salud/Volviendo-autismo_0_852514950.html )