QueridoQuique

Autismo y Familia!!! Autismo y Vida!!! Autismo y Esperanza!!!

Este blog está dedicado a todos los niños y niñas, que como mi hijo Quique, hacen que el sol brille cada día con más luz. Besos de papá, mamá y Andrea. Te queremos Quique.

Cuando el autismo llama a tu puerta, sientes que te lo ha robado todo. Después descubres que no es así. Cada pequeño logro de tu hijo te hará sentir tan feliz, cada sonrisa suya, cada beso, cada abrazo, te llenarán tanto... que ya no concebirás tu vida de otra manera y en algún momento sabrás que TODO MERECE LA PENA!!!


lunes, 19 de julio de 2010

No hay evidencias de relación con los metales pesados ni con los pesticidas.

Manuel Posada de la Paz ya ha visitado Molina en tres ocasiones como director de Investigación del Instituto de Salud Carlos III, uno de los pocos centros especializados en el autismo en España y a la vez uno de los más reconocidos incluso a nivel internacional.


-¿Se puede hablar de epidemia en casos de autismo?


-En el sentido estricto de que existen más casos de los esperados, sí; pero existen factores que pueden justificar este crecimiento, no necesariamente ligados a un aumento de la incidencia, que es lo que justificaría el hablar de epidemia. El aumento de la incidencia implica que realmente hay más casos nuevos de los esperados en un período de tiempo y lugar determinados. Pero puede estar falseado por una mayor capacidad diagnóstica, y no necesariamente porque haya más casos reales. Este es el debate en la actualidad.


-¿Cuáles son los factores desencadenantes?


-Se habla de las bases genéticas y ambientales del autismo, pero los genes descritos no han mostrado mucho acerca de su influencia. Hay muchos genes descritos ligados al autismo, pero ni por separado cada uno de ellos ni en conjunto justifica un porcentaje de casos apreciable. Es verdad que hay casos debidos a genes específicos, pero eso no significa que ese gen esté explicando lo que ocurre en todos los casos de autismo. Nosotros lo denominamos un riesgo atribuible poblacional muy bajo.


-Además de las causas genéticas, ¿es cierto que existen factores ambientales ligados a pesticidas, metales pesados, medicamentos o agentes infecciosos?


-Sí es cierto que existen factores de riesgo ambiental, pero en concreto de los que menciona sólo algunos fármacos dados durante el embarazo y algunas infecciones virales de la madre mientras estaba embarazada se han visto asociadas a casos concretos de autismo, pero no a todos. Aunque hay muchos estudios terminados y otros que continúan, ni los pesticidas ni los metales pesados se han visto claramente asociados a casos de autismo. Este tema debe quedar claro para las familias. No hay evidencias suficientes de su implicación. Ahora bien, cuando hablamos de ambiente estamos hablando de muchas cosas. Hay datos que sí están muy demostrados como asociados al autismo y con capacidad de explicar mucho más que los genes que no se tienen en cuenta, como la edad paterna, edad materna y los factores perinatales y prenatales. Ahora se está poniendo mucho empeño a nivel internacional en este campo, pero por desgracia los medios sólo comentan cosas asociadas a factores biológicos que no explican tanto como estos otros. En la última reunión del IMFAR (Reunión Internacional de Investigación en Autismo) se formó un grupo de cooperación internacional de investigación en ambiente y autismo y también continuó sus trabajos otro que ya existía y que estudia factores perinatales. Los próximos años tendremos resultados muy importantes en esta área que aclararán todas estas incógnitas.


-Defiende que con el diagnóstico precoz se produciría mucho ahorro. ¿Qué coste sanitario implica esta patología?


-Bueno, se están mezclando cosas. Diagnosticar precozmente implica poner a la persona diagnosticada en manos de profesionales para que le puedan ofrecer una intervención temprana congruente y lo más específica posible. Con esta intervención, desde la edad infantil, se pueden conseguir mejores resultados y, por lo tanto, menor nivel de discapacidad, lo que implicará menores recursos a invertir en atención a esa persona porque podrá lograr niveles de más autonomía. Cuidado, esto no significa ni que se vaya a curar ni que pueda ser una persona totalmente autónoma. Esta última parte podrá ser realidad en casos muy concretos.


-¿Pero hay algún tipo de estudio en marcha para especificar el coste para la sanidad pública?


-El coste sanitario no lo tenemos evaluado y los estudios que hay a este respecto se han hecho en el Reino Unido y hace ya años. Son costosos y a lo máximo que nos aproximamos es a estimar el coste actual de una intervención específica. Para evaluar bien el efecto del diagnóstico y la intervención temprana se necesitan muchos recursos y años de seguimiento de un gran número de casos, y todavía no tenemos medios para desarrollar este tipo de estudios en nuestro entorno.
 
FUENTE:
http://www.laverdad.es/murcia/v/20100719/region/evidencia-relacion-metales-pesados-20100719.html