QueridoQuique

Autismo y Familia!!! Autismo y Vida!!! Autismo y Esperanza!!!

Este blog está dedicado a todos los niños y niñas, que como mi hijo Quique, hacen que el sol brille cada día con más luz. Besos de papá, mamá y Andrea. Te queremos Quique.

Cuando el autismo llama a tu puerta, sientes que te lo ha robado todo. Después descubres que no es así. Cada pequeño logro de tu hijo te hará sentir tan feliz, cada sonrisa suya, cada beso, cada abrazo, te llenarán tanto... que ya no concebirás tu vida de otra manera y en algún momento sabrás que TODO MERECE LA PENA!!!


miércoles, 10 de marzo de 2010

Sobre Quique y más cosas...

Hola a todo/as. Hace mucho tiempo que leí un libro titulado: "Esperando un respiro"... y a veces creo, que vivimos realmente esperando un respiro. Pero si trabajas dentro y fuera de casa, tienes niños pequeños y sobretodo, con añadidos, como nosotros, pues quizá este momento nunca llegue. Por eso ahora he adoptado la filosofía de "una cosa detrás de otra", también conocida como "despacito y buena letra", al fin y al cabo, como para el resto de los mortales, para nosotros los días sólo tienen 24 horas. Hoy de vuelta a casa, al bajar del autobús, he sentido una gran angustia porque no llevaba las llaves del coche en la mano y como siempre que voy sentada en el autobús, las saco del bolso... he pensado... las habré sacado y las habré tirado? ¿Por qué digo esto? Me explico: Hace un par de años, celebramos dos mamás el cumple de Quique y una compañera en el cole y yo me ocupé de realizar las compras. A la salida del cole, la mamá me dio un billete de diez euros que yo llevaba en la mano. Al llegar al coche, ya no lo tenía, en algún momento, lo había soltado. Entonces no le dí importancia. Sin embargo, otro día, estando en un centro comercial en la cola de la caja, mi marido se salió a la puerta con Quique y me dio un billete que yo llevaba en la mano, al ir a pagar ya no lo llevaba, por suerte, esta vez si pude encontrarlo en el suelo porque no iba nadie detrás de mí. Aquí empecé a darle importancia al asunto. El otro día, llegaba tarde a coger el autobús y en un semáforo en rojo cogí la tarjeta del bono bus y me la quedé en la mano. Una vez aparcada, ya no llevaba la tarjeta, estaba en el coche en el suelo. ¿Porqué suelto las cosas de la mano y no me doy cuenta? No lo sé, mis amigas dicen que a ellas les ocurren cosas peores, igual todo es porque siempre vamos pensando en mil cosas a la vez y me desconecto de lo que llevo en la mano, no lo sé. Últimamente noto como Quique se hace mayor, entiende todo, como siempre, sin embargo, ahora es diferente, ya digo, le noto que se hace mayor. Esto tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas, porque ahora es mucho más autónomo, llega a todas parte y más con lo alto que es él y con la fuerza que tiene y ya sabe abrir casi todo. Así que no podemos dejar de estar con veinte ojos encima de él. El otro día puse una olla a calentar para hacer pasta y Quique sacó un paquete de salchichas del congelador y abrió la olla para meterlo dentro. Para él esto es normal, "tengo hambre... hago comida", aparte de que se fija en como cocino, lo que también es interesante... sin embargo... ¡es tan peligroso abrir y cerrar las tapas de las ollas y lo cazos que están en el fuego! Hace unos días ha descubierto la plancha de calderín. Le gusta mucho el sonido del vapor y ver como sale. Si me separo de la plancha para guardar ropa, él se acerca para darle al botón del vapor, está muy bien que se haya fijado tanto y que conozca el funcionamiento de salida del vapor, pero... es peligroso. Ahora es mucho más selectivo para ver la televisión y te da el mando para que tu te busques la vida como buenamente puedas y adivines que es lo que quiere ver en ese momento. Es complicado, la verdad. Si le pones lo que quiere ver, te coge el mando y se retira y si no aciertas, te da en la mano para que cambies el programa, así... hasta que lo encuentras. Yo le estoy enseñando a manejar el mando para que sea más autónomo y la verdad es que es muy listo, aprende muy rápido y por lo menos ya maneja él solo el pausar la imagen, darle hacia adelante y hacia atrás. Eso ya lo hace él solo y así se maneja dentro de un programa. A menudo congela ciertas imágenes, supongo que son las que le gustan. El otro día, bajó a la despensa, después del cole y se subió para merendar una lata de almejas y otra de mejillones, ¡qué le encantan!... yo me quedé pensando... ¡qué morro se gasta mi hijo! Ja, ja, ja... Hemos encontrado en Muchamiel un centro nuevo de logopedía y psicoterapia donde están trabajando con muchos niños con autismo, empieza las sesiones este viernes, dos por semana. Ya iré contando. Un abrazo muy, muy grande para todo/as. Ahora os dejo, porque he venido de trabajar y me he sentado un poquito con todos vosotros, pero ahora me voy al cole a por mis niños, como digo yo: empieza el segundo asalto!!