QueridoQuique

Autismo y Familia!!! Autismo y Vida!!! Autismo y Esperanza!!!

Este blog está dedicado a todos los niños y niñas, que como mi hijo Quique, hacen que el sol brille cada día con más luz. Besos de papá, mamá y Andrea. Te queremos Quique.

Cuando el autismo llama a tu puerta, sientes que te lo ha robado todo. Después descubres que no es así. Cada pequeño logro de tu hijo te hará sentir tan feliz, cada sonrisa suya, cada beso, cada abrazo, te llenarán tanto... que ya no concebirás tu vida de otra manera y en algún momento sabrás que TODO MERECE LA PENA!!!


jueves, 5 de noviembre de 2009

Un día más.

Esta noche no tengo sueño, y quiero estar un ratito con todos vosotros. Ahora mismo me lanzo a vuestros blogs a ver como están nuestros niños. Y conste que no es que no esté cansada, hoy he ido a trabajar, como siempre, a las ocho de la mañana y he salido a las cinco y media porque ahora vamos a cubrir el horario de las tardes, entre todos los compañeros, por turnos. Total, que estaba en la oficina a las ocho de la mañana y he llegado a casa a las seis y diez de la tarde, para que luego digan de los funcionarios. Esta semana está siendo muy dura, porque estamos a menos de la mitad de la plantilla y hay que dar el don de pecho, pero mi jefe es muy buena persona y se merece que todos hagamos ese esfuerzo, también él se porta muy bien con todos nosotros. El destino ha querido, que unos amigos de mi jefe, al que conozco hace veinte años ya, (que no soy tan joven... ja...ja..ja..), tengan un hijo con autismo, así que él me comprende y me apoya. Y eso vale mucho. Ya sabéis vosotros, que en nuestra situación, toda la ayuda es buena y muy importante. Pero el caso es que estoy reventada.
Me gustaría deciros que Quique está muy bien, pero hoy no puedo. Quique no está pasando por uno de sus mejores momentos. Tiene muchas rabietas, está muy nervioso y no me gusta verlo así. Veo que sufre, se le queda la cara desencajada con estos ataques de nervios.
Cuando a Quique le dan estas rabietas, llora y como no soporta la sensación de los moquitos en la nariz, entonces todo se complica más y más.
Ahora, en Alicante, está haciendo mucho viento y eso también le altera mucho.
Aparte, creo que está muy cansado. A las siete y media le he dado un baño de agua caliente y a las ocho y poco me ha dicho "a dormir" y le he acostado y se ha dormido profundamente. El cansancio también le hace tener muchas rabietas, a lo mejor, mañana está mejor.
Más que en casa, me da miedo cuando Quique las monta gordas en el colegio, como hoy, por ejemplo. No sé. El colegio es tan importante para Quique. Y le gusta tanto ir a su colegio. Creo que no soportaría la idea de que se estropeara todo. En fin, esperemos que eso no va a pasar.
Buenas noches y gracias a todos los que nos acompañais en nuestro camino. Gracias.