QueridoQuique

Autismo y Familia!!! Autismo y Vida!!! Autismo y Esperanza!!!

Este blog está dedicado a todos los niños y niñas, que como mi hijo Quique, hacen que el sol brille cada día con más luz. Besos de papá, mamá y Andrea. Te queremos Quique.

Cuando el autismo llama a tu puerta, sientes que te lo ha robado todo. Después descubres que no es así. Cada pequeño logro de tu hijo te hará sentir tan feliz, cada sonrisa suya, cada beso, cada abrazo, te llenarán tanto... que ya no concebirás tu vida de otra manera y en algún momento sabrás que TODO MERECE LA PENA!!!


sábado, 23 de julio de 2016

El autismo, a través de mi ventana.

Me dispongo a preparar la cena; para ello, papá se ha ído con Quique a dar un paseo. Miro, tras el cristal veo a los niños solos jugando en la piscina. Me duele. No me gusta. Me produce impotencia. No quiero.
Le hubiera pegado un puñetazo a la puerta, pero, la puerta ni se inmutaría. Por cierto, una puerta cerrada con llave, mientras que las demás están abiertas.
Ya tengo la salsa preparada, cubro con ella la carne y la meto en el horno. No, soy un ángel azúl, tampoco creo que sea muy buena hada azúl... de hecho, creo que no soy tan azúl en realidad.
Andrea y Álex han venido a verme. Yo, les he besado, les he abrazado y les he dicho que les quiero. No me siento bien. Estoy triste. Yo, también quiero que Quique tenga novia y que venga a verme con su novia.
Cuanto más amo a mi hijo, más odio al autismo y le digo que fuera y le digo que se vaya. Pero no me hace caso, el autismo ya no se va a ir, nunca se irá.
Suena el timbre del horno. Aún no han llegado. Tengo tiempo para preparar la mesa.
Ya no me asomo a los cristales, ya no se ve nada. Ya he cerrado la persiana.
©queridoquique
©Concha Tendero Holgado

jueves, 10 de marzo de 2016

Regalo, regalo, regalito.

Las personas tendemos a dar un gran valor a nuestros objetos más personales como pueda ser el móvil.
Ahí tenemos nuestros contactos, fotos, canciones...  son nuestras cosas.
Yo, personalmente, como voy todo el día corriendo, me manejo con el móvil. Desde aquí publico, comparto...
Así que, cuando sin querer, Quique me rompió el primer móvil, me dolió mucho. El segundo, dolió un poco menos, el tercero menos... Yo nunca me hubiera comprado ya uno nuevo. No tenía ilusión. El último lo tenía que daba pena verlo. Si me lo llegan a robar, me habrían buscado para devolvérmelo.
Además, las mamás que tenemos hijos ó hijas adolescentes, no estrenamos móviles: los heredamos.
Me ha hecho muchísima ilusión este detallazo que han tenido mi marido y mis hijos conmigo, por la sorpresa y sobretodo por que me han dicho: para tí, tuyo y bien grande, para que no te quedes cieguita y sigas con tus cosas de QueridoQuique y para que puedas seguir leyendo cómodamente en el autobús y en el tranvía.
El papel de la madre es un pilar fundamental en la casa y tú familia lo sabe. Claro que lo saben.
GRACIAS, FAMILIA. MI FAMILIA AZUL. OS QUIERO.

domingo, 20 de diciembre de 2015

Tu mundo (a Mario) Cecilia González.